PAGE- LAGO POWELL

dic 16, 2012 by     2 Comments    Posted under: Viajando por el mundo

DSC_1109La ciudad de Page, en Arizona es algo más jóven que yo, jeje..pues comenzó a gestarse en el año 1958, a la vez que arrancó la construcción de la  presa  “Glen Canyon”, en el rio Colorado,  una de las mayores reservas de agua de Norteamerica.

Al principio, Page no era  más que, unas cuantas viviendas  y remolques temporales, para albergar a los  trabajadores de la presa y sus familias y en  los siete años que duraron las obras, se fueron construyendo más y más casas y servicios permanentes hasta convertise en la pequeña ciudad que es hoy, …con una población de unas 9000 personas, pero que, recibe mas de dos millones de turistas al año… El motivo?… “Glen Canyon National Recreation Area”, unos 5000km (casi nada…) de recreación y preservación natural, puertos deportivos, casas flotantes, zonas de acampada, e incluso aeropuertos…y el “Lago Powell”, un lugar asombroso, un completo espejismo en medio del desierto.5-DSC_1118

Sí, es una vista artificial, algo como fuera de lugar… creado por la represa y las aguas del río Colorado inundando un sinfín de cañones, valles y también huellas y viejas tradiciones, pues los  navajos y sus ancestros  ocuparon estas tierras por siglos, antes del “Descubrimiento”…Ahora lo que podemos ver es un fotogénico y diferente paisaje desért5-IMG_0867ico, reflejado en las azules aguas del lago.Lake-Powell-Oblique-Map

Alquilamos un “barquito” y nos aventuramos por las, para nosotros, misteriosas, aunque tranquilas aguas… My “husband”, me sorprendió muy gratamente con sus dotes marineras… solo le faltó la gorra de capitán… y  un montón de horas a mayores para haber podido aventurarnos mucho más, pero solo teníamos dos horas y ya  nos habían advertido de lo fácil que es perderse por los entresijos y ramales del lago. Fue una auténtica gozada que espero poder repetir porque me supo a muy poco…

 5-DSC_1174Teníamos que retornar con el barco a su tiempo así que, únicamente exploramos una pequeñísima parte, pero lo suficiente para disfrutar a tope de la diferente y placentera sensación de internarte por cañones que, cada vez se hacían más estrechos, hasta el punto de hacerse “complicado” el dar la vuelta sin rozar el bote con las grandes y amenazadoras paredes de piedra arenisca…DSC_1182

Claro, que  peor lo debió de tener John Wesley Powell, de quien el lago heredó el nombre, un estadounidense veterano de la Guerra Civil, manco, del brazo derecho (para colmo), uno de esos autodidactas de aquella época, que sin haberse graduado ejerció de geólogo, botánico, lingüista y un sinfín de cosas más. Su afán por “saber” y “descubrir”, le llevó a organizar la primera expedición científica  por el salvaje y desconocido rio Colorado en 1869.

DSC_1143Ni corto  ni perezoso,  con cuatro barcazas y nueve hombres se lanzó, desde Wyoming,  a través de inexplorados cañones e innumerables  rápidos, en una travesía de más de 1500Km, un ave5-DSC_1181ntura que duró tres meses y casi le costó la vida… además de una o dos de las barcazas, una buena parte de  los suminsitros y material,el desánimo y la deserción de cuatro de sus hombres. Tres de ellos, concretamente, hartos de tantos peligros y emociones, abandonaron la expedición dos días antes de que finalizara, e irónicamente, desaparecieron para siempre, presumiblemente, “muertos”, “mataos” por los indios del lugar…

Powell,  sentía mucho respeto y empatía por los nativos americanos, llegando a  entablar una gran amistad con los indios Ute, quienes le apodaron  “Kapurats” o (One-Arm-Off/”el manco”), que viene a ser lo mismo…, Esta amistad, además de permitirle estudiar y conocer sus formas de vida y tradiciones…( incluso fue el primero en hacer una clasificación de las lenguas amerindias),le  abrió la puerta para pasearse tan campante y sin armas, por territorio hostil…Así que… sin miedo a los indios ni a las turbulentas aguas, a los dos años (1871), olvidadas o tal vez minimizadas las penurias y azares del anterior viaje,  volvió a embarcarse en una nueva expedición exploratoria por el río Colorado …  pero esta vez, la documentó y cartografió en condiciones,  proporcionándonos un mejor  conocimiento del rio y de las profundidades del Gran Cañon… ¡hurra por Powell!.. sin duda un tipo original y una biografia interesante…

DSC_1209

 

 

 

Bienvenido/a a mi BlogNuevo Viaje

Chequea tu email y confirma.